martes, 24 de junio de 2008

Imágenes Ptolomeo

Aunque en la actualidad existe ningún dibujo original de la obra de Ptolomeo, en el Renacimiento, Johannes de Armsshein realizó una copia de una carta que presentaba la versión del Mapa Mundi de Ptolomeo:


Otra versíon del mismo:



Estos mapas y las leyendas que se generaron a su alrededor dieron lugar a una de las búsquedas más apasionantes, audaces y en ocasiones crueles, de los siglos XVIII y XIX, la del origen del río Nilo. Grandes exploradores, entre los que destacan Livingston, Stanley, Burton, Speke, Grant y los Baker, entre otros, se afanaron, lucharon y murieron por encontrar el lugar preciso donde nace el río y, en buena medida, de nuestra civilización. Una búsqueda que cubría los espacios en blanco dejados hasta ese momento en los mapas de entonces.

La Geografía de Ptolomeo influyó en todos los mapas publicados en Occidente hasta 1570, cuando Abraham Ortelius publicó el “Theatrum Orbis Terrarum”, que es, al decir de los expertos, el primer atlas que da cuanta del mundo moderno, con datos actualizados de las exploraciones oceánicas de españoles y portugueses. A pesar de todo seguimos siendo herederos de Ptolomeo, pues continuamos usando su método para localizar un punto en el globo (las latitudes y longitudes), y en la esfera celeste.

Mapa mundi de Abraham Ortelius:


Entre otras muchas cosas, el Almagesto incluyó un catálogo de 1,022 estrellas, con estimaciones de su brillo y dispuestas en 48 constelaciones que formaron la base de nuestro sistema contemporáneo.

Con los años, los astrónomos han observado y agregado constelaciones para completar los "huecos" de Ptolomeo, principalemente, las regiones cercanas al Polo Sur celeste. Entre los personajes más importantes como "inventores" de nuevas constelaciones destacan el cartógrafo holandés Gerardus Mercator, en el siglo XVI, y Pieter Keyser y Frederik de Hautmann, navegantes a bordo de las primeras expediciones a las Indias del Este en los comienzos del siglo XVII; el astrónomo polaco Johannes Hevelius y el francés Nicolas Louis de Lacaille, quienes completaron con nuevas constelaciones los espacios vacíos que restaban.


* Imágenes obtenidas de www.google.com y www.yahoo.com.

México D.F., Junio, 2008.

Diego Miranda Álvarez.

Servicio Social en Colegio de Ciencias y Humanidades, Plantel Vallejo. Universidad Autónoma de México, (U.N.A.M.).